Tuesday, September 22, 2009

Transformers: Generación 2. El comic.

Con la frase “Éste no es el Autobot de tu padre,” Marvel Comics lanzó en Septiembre de 1993 la nueva serie de Transformers, subtitulada Generación 2.

Transformers: Generation 2, fue el nombre designado por Hasbro para el relanzamiento de los Transfomers luego de haber desaparecido de las jugueterías norteamericanas por espacio de dos años. La nueva serie incluiría la reedición de viejos juguetes clásicos (Optimus Prime, Inferno, Starscream, Devastator, Grimlock, entre otros) con nuevos accesorios y en nuevos colores, así como personajes totalmente nuevos y la presentación de Megatron por primera vez con un modo alterno diferente a una pistola.

Como promoción de la nueva serie de juguetes, Hasbro buscó repetir la exitosa formula de 1984: juguetes + programa de TV + comic. El programa de TV no fue más que viejos episodios reeditados con el Cybernet Space Cube (un cubo animado por computadora) que proveía el cambio de escenas; pero el comic fue una producción completamente original que continuaría la ficción establecida por Marvel Comics en la serie de los 80s.

En 1993, todavía Marvel Comics publicaba comics para Hasbro bajo el esquema de licenciamiento, de hecho la serie de G.I.Joe: A Real American Hero que Marvel había lanzado en 1982 todavía se publicaba y ya rondaba el número 140, un número difícil de alcanzar para series modernas de comics. Por tal motivo, recayó en Marvel la tarea de producir el nuevo comic de Transformers.

Para tal fin, Marvel reclutó los servicios del señor Simon Furman de su filial del Reino Unido. Furman, quien había sido el guionista de los últimos 25 números de la serie original de comics de Transformers, y habiendo trabajado tanto como guionista (en más de 100 números) y editor de la serie homónima producida en el Reino Unido, no era para nada un extraño para el mundo de los Transformers.

El arte se le asignó en principio al dibujante Derek Yaniger, quien dotó a sus dibujos un aspecto más mecánico que el logrado por los dibujantes de Transformers en la década anterior; sin embargo, Yaniger tuvo problemas para entregar sus páginas a tiempo, por lo que a partir del número 3 de la serie, se llamó a un segundo dibujante para que le ayudara. Este segundo dibujante era el señor Manny Galan, quien al intentar emular el estilo de Yaniger por consistencia, terminó produciendo un arte que es considerado por muchos como de los peores que ha tenido Transformers en este medio. Galan se encargaría entonces de dibujar la historia principal, con Yaniger encargándose de las portadas y de la historia secundaria “Cuentos de la Tierra,” con ambas historias escritas por Furman. Más adelante, a partir del #9, Yaniger sólo se encargaría de las portadas, siendo el arte interior manejado por Galan y el señor Geoff Senior, uno de los dibujantes de la serie original de Transformers en los 80s tanto en los Estados Unidos como en el Reino Unido.

Adicionalmente, siendo la moda en los comics de principios de los 90s un estilo más violento que en la década anterior, los creadores realizaron cambios deliberados por hacer de Generación 2 una serie más violenta que la original, mostrando armas gigantes y muertes de personajes con mayor frecuencia que en la serie de los 80s.

Otra tendencia de los comics de los 90s adoptada por esta serie, fue el presentar el primer número de la serie con dos portadas: una regular que sólo tenía el arte de Optimus Prime, y una especial con el mismo arte con un acabado metálico (Special Foil Edition, primera imagen de éste artículo) y que además se abre en el medio para mostrar un batalla entre varios Autobots y Decepticons de G2.



Transformers: Generación 2 fue inicialmente promocionada como una serie no limitada, y probablemente lo hubiera sido de haber vendido más ejemplares, sin embargo, en el volátil mercado de comics de principios de los 90s, Marvel sólo se comprometió internamente a una serie de 12 números, a menos que las ventas de la misma superaran unas expectativas poco realistas para la época. Esto motivo a que Simon Furman bautizara al principal antagonista de la serie con el nombre de Jhiaxus, que se pronuncia igual que la frase coloquial “Gee, axe us!” lo que sería algo como “Vaya, ¡nos cancelan!” El lado positivo de éste detrás de cámaras, es que el saber que la serie probablemente sería cancelada en el número 12 le permitió a Furman estructurar la historia como una serie limitada de 12 números, creando una historia autocontenida estilo opera espacial de ciencia ficción similar a viejas historias como Target: 2006, Time Wars y Matrix Quest escritas por el mismo Furman para los comics de los 80s.

Aunque Transformers: Generación 2 comenzaba su numeración con el #1, la historia comenzó propiamente unos meses atrás en dos publicaciones aparte.

  • Transformers: Generación 2 Halloween Special Edition. Fue una revista gratis publicada como una historia especial de Halloween. Sin embargo, temáticamente esta historia no tiene mayor relación con lo que Furman escribiría propiamente para Generación 2; es más como un epílogo a la serie original. La misma fue ilustrada por Geoff Senior. El contenido de este #0 sería luego incluido como historia secundaria en el #2.

  • G.I.Joe números del 138 al 142. Escritos por Larry Hama – el padre de G.I.Joe - con arte de Chris Batista, Jesse Orozco, Steven Leiber y William Rosado. En esta historia, Megatron - quien había quedado dañado en la Tierra en los últimos números de la serie original – confunde la transformación del castillo de Destro en Transcarpathia con la presencia de otro cybertroniano en la Tierra, y al verse engañado decide atacar a Cobra. Pero al no estar al tope de sus condiciones, es herido por un cañón de rieles magnéticos súper acelerados desarrollado por la científica Dra. Biggles-Jones, y decide hacer un trato con el Comandante Cobra: los científicos de Cobra repararán a Megatron y lo dotarán con el cañón de rieles magnéticos, y éste entregará a Cobra tecnología del Arca de los Autobots. Es así como Megatron obtiene su nueva forma alterna como un tanque de guerra. Luego, mientras Megatron y Cobra movilizan el Arca desde Canadá hasta el pueblo de Milleville, el depuesto líder Decepticon es identificado por Tunnel Rat, quien da el aviso al comando de G.I.Joe; el experto de computadoras de G.I.Joe, Mainframe, se encarga de avisar a los Autobots en Cybertron y Optimus Prime envía un equipo liderado por Hot Spot. Al final del número 142, Megatron se ha escapado con el Arca y la Dra. Biggles-Jones, ha destruido a Override, Chase, Brawn y Steeljaw así como la nave en la que estos vinieron y ha dejado a Cobra (sin que el Comandante lo sepa) basura tecnológica infectada con un virus. Hot Spot por su lado está persiguiendo a Cobra para arrebatarles la tecnología cibertroniana, mientras que Skydive y Spike han logrado infiltrarse en el Arca sin que Megatron los detecte.


Propiamente en las páginas de Transformers: Generación 2, los Autobots – muchos de ellos ya en sus versiones de G2 – descubren que un ejército de Decepticons está colonizando planetas. Este grupo de Decepticons, descendientes de antiguos Decepticons que dejaron Cybertron unos millones de años atrás, se hacen llamar a si mismos el Imperio Cybertroniano, y presumen de ser menos barbáricos que los Decepticons a los que los lectores de Transformers estaban acostumbrados.

El ejército del Imperio Cybertroniano es dirigido por Jhiaxus, aunque durante la historia puede verse que no es el comandante supremo del Imperio. Aparte de Jhiaxus, sólo otros dos Decepticons de éste ejercito son nombrados: Rook, quien es una especie de asistente de Jhiaxus, y Mindset quien parece tener alguna relación con el Combaticon Onslaught.

El #2 cierra la historia que se había comenzado en G.I.Joe, con Megatron intentando escapar de la Tierra con su botín. Megatron es detenido por Fortress Maximus quien ha sido reactivado por Spike, y esta distracción es suficiente para que Skydive salve a la Dra. Biggles-Jones. Al final, Fortress Maximus, demasiado herido de batallas anteriores, no logra vencer a Megatron, y decide dar su vida – y la de Spike – para contaminar los motores anti-materia del Arca, y destruir la nave con la esperanza de que esto destruyera a Megatron.

Abajo, Cobra es perseguido por Hot Spot, quien logra destruir la tecnología cybertroniana que les ha dejado Megatron; pero el líder Protectobot es gravemente herido y queda deshabilitado. Habiendo evitado que Cobra tomara tecnología cybertroniana, Hot Spot decide auto-destruirse para evitar que su cuerpo caiga en manos de Cobra.

Aparte del Imperio Cybertroniano y de los Autobots, también aparecen en la historia lo que queda de los Decepticons de la serie original, dirigidos por el Pretender Bludgeon, y en posesión de una nave gigantesca de nombre Warworld. Bludgeon tiene un plan para ampliar su ejército y destruir a los Autobots, por lo que ha estado atacando diversos planetas para obtener recursos y construir nuevos Decepticons. Al tener ya los nuevos cuerpos, Bludgeon decide atacar la Tierra como carnada para encontrarse con Optimus Prime y arrebatarle la Matriz de Creación, con lo cual dotaría de vida a sus nuevas tropas.

Bludgeon organiza un ataque sobre varias ciudades de la Tierra desde Warworld, y luego decide bajar personalmente para disfrutar de manera más personal la destrucción y la muerte. Sorpresivamente el ataque de Bludgeon no es detenido por los Autobots, sino por Megatron y un revivido Starscream. En una batalla uno a uno, Megatron recupera el mando de los Decepticons.

Optimus Prime mientras tanto, sufre de visiones inducidas por la Matriz, por lo que decide ir a Cybertron (dejando temporalmente a Grimlock a cargo de los Autobos). Una vez en Cybertron, Optimus es conectado a un amplificador psíquico con la esperanza de aclarar sus visiones. El proceso es un éxito, y mediante visiones Optimus no sólo descubre como Primus creó a los primeros Cybertronianos, sino como estos se reprodujeron a través de un proceso similar a la mitosis celular conocido como budding. Aparentemente la intención de Primus fue que las primeras generaciones de Cybertronianos se reprodujeran de esa forma, pero luego mandó el proceso al olvido, favoreciendo la Matriz de Creación como el método para crear nuevos Cybertronianos. De alguna forma, el Imperio Cybertroniano descubrió el proceso de budding y lo usaron para hacer crecer su ejército, con el efecto secundario de que estos Transformers al ser creados con iteraciones y reiteraciones de budding, han perdido su conexión con Primus y son por consecuencia más frios y lógicos.

Optimus Prime, habiendo descubierto el origen del Imperio Cybertroniano, corta la visión sin que esta se completara; en la misma, la Matriz muestra cómo el uso indiscriminado de budding por parte del Imperio Cybertroniano ha tenido un efecto secundario: la creación de una nube oscura de energía, que más adelante conoceríamos como El Enjambre.

Aun cuando Megatron ha destruido a Bludgeon, reconoce que el plan expansionista de éste es bueno, y decide continuarlo. Mientras tanto, Optimus Prime ha llegado a la Tierra luego de recibir un reporte de Skydive informándole que Megatron está nuevamente al mando de los Decepticons. El plan de Optimus es razonar con Megatron, y ganarlo como un aliado contra el Imperio Cybertroniano. Como es de esperarse, este plan falla y Megatron no sólo arrebata la Matriz del pecho de Optimus Prime, sino que le hiere gravemente. Prime es salvado por la oportuna aparición de Grimlock con el resto de los Autobots, lo que provoca la retirada de los Decepticons; así Megatron dota de vida a un nuevo ejército de Decepticons que utilizará para enfrentar tanto a los Autobots, como al Imperio Cybertroniano del que Optimus Prime le habló.

Mientras los nuevos Decepticons (representados por las figuras Laser Rod y Rotor Force, así como Dreadwing y Smokescreen) entrenan y se conocen unos a otros, Megatron envía un escuadrón de viejos Decepticons a investigar al Imperio Cybertroniano. Estos Decepticons dirigidos por Skullgrin son emboscados y destruidos por las fuerzas de Jhiaxus. Megatron decide tomar venganza, y se lanza en Warworld para batallar contra el Imperio, lo que resulta ser una mala idea, pues el Imperio Cybertroniano con su mayor ejército logra vencer con facilidad a los Decepticons, y Jhiaxus personalmente derrota a Megatron.

En la Tierra, Optimus Prime está siendo reparado luego de su batalla con Megatron, pensando sobre sus anteriores encuentros con su mayor rival. De pronto Prime es interrumpido por la llegada de Megatron, extremadamente furioso y terriblemente dañado.

Los primeros Transformers en encontrarse con el Enjambre es una patrulla del Imperio Cybertroniano dirigido por Mindset. Toda la patrulla es destruida en cuestión de minutos. Con esta acción, el Enjambre ha detectado la existencia de Transformers, y su propósito es consumirlos.

En otra parte de la galaxia, la alianza Autobot/Decepticon ha obtenido su primera victoria contra el Imperio Cybertroniano, y han descubierto los restos de un planeta consumido por el Enjambre. Optimus Prime ordena a sus científicos investigar, y Perceptor encuentra evidencia de que esta nueva amenaza está relacionada genéticamente con los Transformers.

Al confirmar que existe una amenaza aún peor que el Imperio Cybertroniano, Optimus Prime decide compartir esa información con Megatron; pero de pronto son atacados por Jhiaxus y su ejército.

Inicialmente sorprendidos por el ataque, Megatron descubre que fue la traición de Starscream lo que permitió que el ejercito de Jhiaxus llegara hasta la base de la alianza Autobot/Decepticon sin ser detectados. Similarmente, las tropas de Jhiaxus han tomado Warworld con la ayuda de Starscream, quien en realidad sólo esta buscando tomar posesión de la Matriz de Creación, objetivo que cumple.



Con la Matriz, Starscream se fusiona con Warworld y destruye a los invasores, a la vez que captura a Optimus Prime y Megatron quienes venían en una nave en búsqueda de la Matriz.

Optimus Prime logra llegar al cuarto de comunicaciones de Warworld mientras Megatron distrae a Starscream y se comunica con Jhiaxus para pedirle una tregua y una alianza para enfrentar al Enjambre; sin embargo ya Jhiaxus ha perdido su capacidad de razonar y ordena a su nave principal – El Crepúsculo – que destruya Warworld y la Tierra.

El primer ataque del Crepúsculo destruye por completo a San Francisco, y Jhiaxus continúa ordenando más disparos, aunque eso destruya sus propias tropas. Sorprendentemente, el Crepúsculo es detenido por Warworld y Starscream, quien a fin de cuentas no estaba controlando la Matriz, sino estaba siendo influenciado por ella. Starscream le confiesa a Optimus Prime y a Megatron que siente un impulso irracional por hacer el bien, y Prime le explica que es causado por la Matriz, por lo que Starscream decide regresársela al líder Autobot.

En la órbita terrestre, finalmente el Enjambre ha conseguido lo que estaba buscando, y consume con facilidad las naves del Imperio Cybertroniano. Jhiaxus, cada vez con menos control, ordena atacar al Enjambre.

Optimus Prime logra llegar al puente del Crepúsculo para conferenciar con Jhiaxus, pero es atacado por este; sin embargo, Prime es salvado por la acción del Enjambre que consume a Jhiaxus, y es expulsado al espacio por una explosión.

Habiendo destruido a las tropas y naves del Imperio Cybertroniano, el enjambre se moviliza contra los Transformers de la alianza Autobot/Decepticon, a la vez que Starscream salva a Optimus Prime y le ofrece una dosis del gas rheanium que pudiera protegerlo del efecto corrosivo del Enjambre. Prime se niega, pues finalmente entiende que el Enjambre es también una forma viva que está buscando un propósito, y Optimus piensa que la Matriz puede dárselo. Así, Optimus entrega su vida y la Matriz al Enjambre.



Para mí, Transformers: Generación 2 fue una lectura bien interesante pues contiene, entre otras cosas:

  • El sacrificio de Fortress Maximus y de Spike para detener a Megatron, destruyendo finalmente el Arca en la que los Transformers llegaron a la Tierra en 1984.

  • Una historia canónica en la que los Transformers y G.I.Joe interactúan.

  • Megatron recuperando el mando de los Decepticons a expensas de Bludgeon.

  • La alianza entre Optimus Prime y Megatron para enfrentar conjuntamente al Imperio Cybertroniano y al Enjambre.

  • Starscream obteniendo control de la Matriz de Creación / Matriz de Liderazgo de los Autobots, y como consecuencia, desarrollando una conciencia.

  • La introducción de no uno, sino dos grupos de Transformers de “segunda generación.” No sólo los Decepticons del Imperio Cybertroniano se consideran descendientes de antiguos Decepticons, sino que el ejercito de nuevos Decepticons planeado por Bludgeon y creado por Megatron, fue la forma usada por Furman para introducir los nuevos personajes creados por Hasbro como parte de Transformers: Generation 2. Entre estos cabe destacar que todos los Transformers Laser Rods y Rotor Force fueron creados como Decepticons, y los que eran vendidos como Autobots se cambiaron de bando durante la batalla. De particular interés es el caso de los Rotor Force (los Autobots Leadfoot y Manta Ray y los Decepticons Powerdive y Ransack), pues todos aparecieron como Decepticons al principio, pero los dos primeros cambiaron de bando durante la batalla contra el Imperio Cybertroniano en parte por influencia de Grimlock y en parte por la rudeza del Predacon Razorclaw.




Como toda historia de Transformers no seria lo mismo sin que Optimus Prime muriera, el líder de los Autobots se sacrifica ante el Enjambre en el #12 para salvar la Tierra y es consumido por completo, incluyendo la Matriz. Afortunadamente, la bondad y sabiduría contenida en la Matriz era el ingrediente que necesitaba el Enjambre para dejar de ser una fuerza destructiva y para desarrollar conciencia. El nuevo Enjambre, revive al líder Autobot (en su nueva forma, Héroe de Combate Optimus Prime) y se aleja de la Tierra, quedando victoriosa la nueva alianza entre Autobots y Decepticons.

Pero en los confines del espacio, en una red de planetas metálicos interconectados, espera el Liege Maximo, el gobernante supremo del Imperio Cybertroniano. Rook le ha llevado noticias sobre la derrota de Jhiaxus, y el Liege Maximo, aunque lamenta la derrota, está consciente de que puede esperar; después de todo él conoce a Megatron y cómo éste opera, pues el Liege Maximo es un ancestro de Megatron.

Fuente: TFWiki

2 comments:

Antonio Gagliardi said...

Excelente sinopsis Airfox !! Me considero a mi mismo como un ignorante de G2, he leido muchas veces la historia, pero todas me resultaron muy confusas, sin duda la forma en que tu la relatastes me mantuvo bien interesado y sobretodo la entendi todo a la perfeccion, quede con ganas de saber mas de G2, seria interesante conseguir los comics y leer esta excelente historia, ahora una pregunta G2 llega solo hasta el numero 12 ? no se sabe mas sobre que paso con Liege Maximo ?!?

airfox said...

Hola Toxman! Efectivamente G2 sólo dura 12 números. Si quieres leerlo, te recomendaría busques los TPB que ha sacado Titan titulados Transformers: Dark Design (G2 #1 al #6) y Transformers: Rage in Heaven (G2 #7 al #12), en lugar de los comics originales.

Sobre el Liege Maximo, no hay nada oficial que continue su historia, aunque sí hay bastante material no oficial (no aprobado por Hasbro) que en cierta forma atan al Liege Maximo hasta con The Fallen (de Revenge of the Fallen).

La intención original de Furman era que el Liege Maximo fuera uno de los primeros Transformers creados por Primus, y el origen de los Decepticons. Algo así como que cuando Primus creo el primer Prime, también fue creado el Liege Maximo como su contraparte.

Furman continuó la historia de G2 y del Liege Maximo en una novela llamada "Alignment," publicada en dos partes para convenciones en el Reino Unido, pero sin permiso ni aprobación de Hasbro. En ese comic se introduce por primera vez el concepto de los primeros 13 Transformers creados por Primus con el Liege Maximo siendo el que traiciona a su creador y se convierte en el génesis de los Decepticons. Este concepto de los primeros 13 Transformers y de uno de ellos siendo una especie de Judas sería más adelante usado (ahora de manera oficial, pero con algunos cambios) en la mini-serie Transformers: War Within: The Dark Ages, sólo que esta vez el papel de Judas lo tendría The Fallen.

Furman aparentemente ha tenido planes de reusar al Liege Maximo en otras historias (probablemente para la mini-serie The Thirteen), pero todavía nada.